Los 10 mejores consejos para integrarte en Malta

Es fascinante pasar una temporada en un país diferente y así aprender de su cultura, de nuevas formas de ver el mundo, de conocer gente que ni te imaginabas que iba a pasar por tu vida, vamos, de crecer en todo sentido. ¿Y qué mejor lugar que hacerlo que Malta?, un país europeo pequeño, pero […]

Es fascinante pasar una temporada en un país diferente y así aprender de su cultura, de nuevas formas de ver el mundo, de conocer gente que ni te imaginabas que iba a pasar por tu vida, vamos, de crecer en todo sentido. ¿Y qué mejor lugar que hacerlo que Malta?, un país europeo pequeño, pero lleno de historia, totalmente cosmopolita y ubicado en el corazón del Mediterráneo, con maravillosas playas y paisajes para disfrutar de la dolce vita.  Pero claro, no siempre es fácil integrarse en las nuevas latitudes que nos acogen, por eso hemos preparado este artículo en el que te damos los 10 mejores consejos para integrarte en Malta, y que seguramente nos hubiese encantado tener a la mano cuando llegamos aquí.

Los consejos no están en orden de importancia y son el fruto de nuestra experiencia en esta maravillosa isla que nos acoge, pero nos encantaría oír los tuyos si es que sientes que falta alguno, o saber qué piensas de ellos, por lo que ¡escríbenos y háznoslos saber!

1 – Nunca olvides que Malta es un país independiente

¿Te vas a Malta? ¿Eso es Italia no? ¿En qué parte de España queda eso? ¡Malta es parte del Reino Unido, como Gibraltar! ¡No, no, no y no! Malta es un país independiente desde 1964 y eso es algo que llena de orgullo a los malteses. Si bien es cierto que Malta fue una colonia británica por más de un siglo y medio, hubo muchos episodios difíciles que llevaron a los malteses a buscar su independencia y a escribir un nuevo capítulo de su historia después de siglos de dominio extranjero. Hoy Malta es un Estado miembro de la Unión Europea, de la zona Euro y del espacio Schengen, así como de la Commonwealth, está muy bien integrado al mundo, pero su identidad local está muy acentuada. Así que ya sabes, ¡Malta es un país independiente y feliz de serlo!

Malta es un país independiente

2 – En Malta se puede aprender muy bien el inglés

En primer lugar, el inglés, junto con el maltés, es un idioma oficial de Malta. Prácticamente toda la población lo habla y, aunque la pronunciación no es la del inglés-británico, sino la del inglés-maltés (lo cual tiene mucho sentido, ya que, como has podido ver en el primer punto, ¡Malta es un país independiente!), sigue siendo el mismo idioma. Es como las variantes del español, nadie negará que en México se habla distinto que en Argentina o que, en España el andaluz no es igual al canario, pero, a fin de cuentas, es español. Con el inglés pasa lo mismo, en Malta se habla distinto que en Australia o que, en Sudáfrica, pero sigue siendo el mismo idioma.

Además, en Malta encontrarás gente de todo el mundo, por lo que estarás forzado a practicar el inglés que aprendes para poder conversar con tus nuevos amigos. Aquí es muy normal ver a un grupo amigos, todos de nacionalidades distintas, pasándola bien en la playa o en algún bar, ya que Malta es un país verdaderamente cosmopolita.

3 – Busca estar con gente de otras partes del mundo

Si bien siempre es tentador reencontrarte con tus paisanos y extrañar juntos las comidas típicas de casa, o salir de karaoke para cantar a viva voz aquellas canciones que identifican los colores de tu bandera, pues te recomendamos hacerlo en pequeñas dosis, ya que lo mejor que puedes obtener de Malta es la posibilidad de conocer gente de muchísimas partes del mundo.

Un buen consejo es estar con gente de otras partes del mundo

Más allá de practicar tu inglés con ellos, estas personas venidas de otros países y otros continentes podrán aportarte una nueva forma de ver el mundo, entender su cultura y su religión a la vez que ellos aprenden de ti. Recuerda que un costarricense es igual de diferente que un marroquí para un ruso. ¡Y eso está muy bien!

Las amistades que consigas en Malta te acompañarán por muchos años ¡o incluso por el resto de tu vida! Así que has todas las que puedas y luego diviértete conociendo nuevos destinos donde ya tendrás amigos que puedan guiar tu experiencia.

4 – Aprende algunas palabras de maltés

Si bien es cierto el maltés es una lengua derivada del árabe fenicio, aunque tiene algunas palabras “prestadas” del italiano, del inglés y del francés, la verdad es que para los hispanohablantes el maltés es un idioma difícil de entender, con sonidos muy distintos a las lenguas latinas y que en un primer momento puede sonar muy complicado.

Por otro lado, el maltés solo es hablado en Malta y no tiene demasiada utilidad a nivel internacional. Por eso, quizás aprender maltés a nivel “académico” solo sea para los más osados de las inmersiones culturales, sin embargo, poder comunicarte en el idioma local sacando un par de palabras del sombrero, puede ser una forma muy cortés de decirle a los malteses “me importa tu cultura, quiero saber más de ti”.

Aprende palabras de maltés

Esta actitud solo te puede traer amigos en la isla, ya que la gente se sentirá muy contenta que hayas hecho el esfuerzo cuando casi nadie lo hace y si bien puedes continuar con tu conversación en inglés, las sonrisas iniciales serán difíciles de borrar.

Aquí te damos la primera, “Bongu” (que se pronuncia “Bonjú” – sí, viene del francés “Bonjour”) y significa “buenos días”. Con eso puedes saludar a todos y ya empezar con el pie derecho. ¡Ahora te toca a ti seguir aprendiendo!.

5 – Tómate el tiempo de conocer bien Malta

Claramente venir a un país de Europa, particularmente para quienes nos visitan desde América Latina, es una oportunidad sin igual para poder viajar a otros destinos europeos mientras vivimos nuestra experiencia maltesa. Desde Malta es muy fácil – y barato – tomar vuelos hacia la mayoría de las capitales europeas y, ya que estamos en la zona Schengen, pues las facilidades de viaje son increíbles, no tendrás controles de frontera ni cambios de moneda en los países de la zona Euro, que son varios.

Pero no por eso dejes de lado a la isla. Si bien es cierto que se trata de un territorio bastante pequeño (316 km2), la verdad es que la cantidad de historia y lugares maravillosos que aquí se concentran es impresionante. Por ejemplo para la UNESCO, La Valeta, la capital maltesa, es una de las áreas con la mayor concentración de sitios históricos en el mundo, ya que tiene 320 monumentos en solo 0,55 km2.

Conoce bien Malta

Puedes vivir por largo tiempo en la isla y siempre descubrir algo nuevo, así que sácale el jugo a tu experiencia maltesa y no te pierdas la gran diversidad de propuestas que Malta tiene para ti.

 6 – Prueba la comida local

Malta tiene influencias de muchas partes de Europa y del Mediterráneo, por lo que hay una gran diversidad de opciones. Si bien es cierto que hay algunos imperdibles como el pastizzi, o la ftira (de hecho puedes leer todo sobre estos platos típicos en nuestro post sobre la gastronomía maltesa), también es cierto que hay opciones de muy buena calidad que no te puedes perder.  

Prueba la comida local

Este año, la reconocida guía gastronómica Michelin incluyó a tres restaurantes malteses otorgándoles una estrella, estos son De Mondion, Noni y Under Grain, por lo que si eres amante de la alta gastronomía puedes ir probando estos lugares que, además de buena comida, ofrecen una excelente experiencia con un gran servicio y con espacios increíbles.

Hay muchos otros lugares donde puedes tener una maravillosa experiencia gastronómica. A nosotros nos gusta particularmente un restaurante en La Valeta que te recomendamos para ocasiones especiales: el Taproom, ¡no te puedes perder los cocktails que están buenísimos!

7 – ¡Apréndete rápido los nombres de las ciudades y pueblos!

Si bien es cierto muchos de los nombres de las ciudades de Malta nos suenan bastante complicados bajo una primera impresión, poco a poco te irás familiarizando con ellos: ¡Birkirkara, Marsascala, Marsaxlokk, Xaghra y muchos más!

Poco a poco tienes que ir construyéndote un mapa mental de Malta, siendo capaz de ubicar en él la mayoría de las localidades de la isla.

Si bien Malta es un país pequeño, es uno de los más densamente poblados del mundo, por lo que ir de una ciudad a otra puede tomar un cierto tiempo y si no tenemos en cuenta la ubicación de las distintas ciudades y pueblos, podemos calcular mal el tiempo que nos tomará llegar de un punto a otro.

El mejor consejo es iniciar por las ciudades o pueblos cercanos al lugar donde vives y poco a poco ir aprendiéndote una o dos ciudades importantes en cada zona de la isla.

Región Sur: Marsascala o Marsaxlokk

Región Central: La Valeta, Msida, Gzira, Sliema

Región Norte: Mellieha, Cirkewwa o St Paul’s Bay (¡ese está fácil!)

Puede parecer difícil, pero en poco tiempo los habrás integrado y ya no deberás fingir que entendiste bien una dirección que para un local es evidente. ¡Si eres curioso, prueba con las apps de mapas y seguro que será más fácil ubicarte de esa manera!

8 – Lee sobre la actualidad de Malta

Parte de la experiencia de vivir en otro país es enterarse de lo que sucede. No es necesario ser un experto en política local o saberte de memoria los horarios de cada evento en la isla, sin embargo, sí es importante tener nociones de lo que está sucediendo alrededor, ya que varias medidas pueden afectar tu día a día.

Los diarios más importantes de la isla son Times of Malta y Malta Today los cuales están en inglés y puedes leer en línea gratuitamente para practicar un poco. La lectura es uno de los mejores hábitos para mejorar el nivel escrito de un idioma y su entendimiento.

Si estás recién iniciando con tu nivel de inglés o quieres enterarte más en profundidad de algunas noticias que no están del todo claras, puedes también unirte al grupo de Facebook Todo Sobre Malta en Español donde se cuelga información relevante sobre el país casi diariamente, además de los múltiples intercambios que pueda tener la comunidad hispanohablante en la isla.

Si tienes algunas nociones de la actualidad será mucho más fácil integrarte en Malta, particularmente cuando discutas de algún tema de interés público con los malteses ya que podrás aportar a la conversación y tus opiniones serán escuchadas con mayor atención.

09 – Malta es más que un destino de fiesta

Si bien es cierto que las islas mediterráneas son conocidas por su “buena vibra” y por la gran cantidad de opciones de diversión que existen – y en Malta no te faltarán, tenlo por seguro –, también es cierto que decir esto es una forma de minimizar toda la oferta cultural que Malta tiene para ti.

Claramente hay lugares muy famosos de fiesta, como Paceville, o Bugibba, a los cuales te invitamos a ir, para que conozcas más amigos nuevos y la pases bien, pero hay muchísimas formas únicas de disfrutar Malta que te animamos a probar.   

Malta es más que un destino de fiesta

Por ejemplo, es bastante sencillo alquilar un barco y navegar por las aguas maltesas, siempre que el viento y el clima lo permitan, claro está, y hacer snorkel en lugares impensables con aguas turquesas y cristalinas. Junta a tus nuevos amigos y llévalos a bordo de una experiencia inolvidable (pregúntanos cómo, ¡tenemos los mejores tips para eso!). También es una grata experiencia armar un picnic en algunos de los muchos lugares escénicos de la isla, como por ejemplo en Dingi Cliffs y disfrutar del atardecer entre amigos, mientras se respira el aire con la brisa marina.

Intenta variar las opciones de diversión que hay para ti y prueba algunas de las especialidades de entretenimiento maltesas que no encontrarás en otro lugar.

10 – ¡Abre tu mente!

En muchos casos podemos llegar a Malta (o a cualquier otro país que no sea el nuestro) con una forma de pensar bastante rígida, producto de la educación que hemos recibido y de los valores que son propios a nuestro país y a nuestra sociedad.

Claramente al llegar a un país muy diferente al nuestro, habrá muchas cosas que nos parezcan extrañas, o que nos choquen, pero no debemos caer en la tentación de juzgarlas sólo porque nos parecen diferentes. Debemos intentar entender que para los locales las culturas extranjeras son igualmente distintas solo que aquí, ¡Estamos en Malta!

Los 10 mejores consejos para integrarte en Malta

Por eso, lo mejor es que abras tu mente, que seas tolerante con las diferencias y que aprendas lo más que puedas de las nuevas formas de hacer las cosas que verás en la isla.

Bueno, ahora que ya te hemos dado los 10 mejores consejos para integrarte en Malta, los cuales están basados en nuestra experiencia, te toca a ti vivir la tuya propia y decirnos, qué otros consejos añadirías para los nuevos lectores, ¿qué episodios de tu “experiencia Malta” son los que más destacas? Si aún estás evaluando venir a Malta, ¿qué esperas? ¡Contáctanos que con muchísimo gusto compartiremos contigo el amor que sentimos por este maravilloso país (independiente)!  

¡Ah sí, y no te olvides de descargar gratuitamente tu E-Book con los 25 datos imperdibles para planear tu viaje a Malta! ¡Encuéntralo aquí!

Comparte

Te puede interesar…

Preguntas frecuentes