Acceso a la salud en Malta

El acceso a la salud en Malta, un elemento crucial para elegir el destino donde vamos a vivir

Uno de los aspectos más importantes al momento de tomar la decisión de vivir en otro país es el acceso a la salud. Este aspecto se ha vuelto muy relevante hoy en día con el tema de la pandemia producida por el coronavirus COVID-19 pero la verdad es que siempre debe ser un punto a considerar cuando decidimos iniciar una nueva vida en otras latitudes. En esta entrada les voy a contar cómo funcionan los servicios de salud en Malta, cómo ha sido mi experiencia como latinoamericano usuario de éstos y qué es lo bueno y lo malo del acceso a la salud en Malta

Seguros de viaje ¿qué me cubren?

El primer aspecto a repasar es el tema de los seguros de salud para viaje. Existen muchísimos tipos de seguros y de hecho para los latinoamericanos es necesario tener uno para poder entrar como turistas al espacio Schengen y además debe tener una cobertura mínima de €30,000, así como gastos de atención hospitalaria de urgencia y repatriación por motivos médicos. Muchas tarjetas de crédito incluyen estos seguros al comprar los pasajes con ellas, por lo que debes verificar con tu banco si la cobertura es suficiente, en algunos casos puedes pagar un extra para tener las coberturas necesarias.

La calidad de vida es importante para entender la salud en términos generales

Les cuento mi experiencia. En un viaje que hice de turista a Malta en 2016, cuando aún no vivía aquí, mi esposa tuvo una otitis y utilizamos el seguro de salud que habíamos adquirido. Era el de Assist Card, que es bastante popular en América Latina y lo compramos para tener una seguridad adicional al de la tarjeta de crédito.

En el momento en el que necesitamos la asistencia médica, llamamos a Assist Card y nos indicaron que no tenían convenio con algún médico en específico en Malta y que fuésemos a ver a un doctor particular, pidiésemos factura y que luego nos reembolsarían el gasto, junto con las medicinas, para lo cual también debíamos presentar la receta médica y el recibo de compra.

Efectivamente así lo hicimos y aunque el proceso de devolución del dinero tomó muchísimo más tiempo del esperado y tuvimos que pasar algunos malos ratos, finalmente nos devolvieron el costo de la atención y los medicamentos, unos tres meses después del viaje.  La verdad es que he utilizado Assist Card durante muchos años, pero debido a la pésima experiencia de devolución no lo recomendaría, hay muchos productos similares como para tener problemas cuando te toca usarlo.  

Es muy importante llamar al seguro antes de utilizarlo para dejar constancia que ustedes están procediendo de la forma indicada y no haya forma que les nieguen el reembolso.

El seguro de viaje se puede utilizar por un máximo de 90 días en la zona Schengen, ya que está vinculado al estatus de turista y se debe adquirir por el tiempo que van a permanecer con esa calidad migratoria en Malta o la zona Schengen en general.

La posibilidad de caminar por los espacios públicos contribuye con una buena salud

Ojo, si adquieren el seguro por un año y luego cambian de estatus migratorio en Malta, el seguro de viaje muy probablemente no les sirva, ya que es justamente un producto para turistas.

Los precios varían mucho, así que comparen varios proveedores (costos y coberturas) antes de adquirir uno.

Seguros para estadías prolongadas (estudiantes, trabajadores, etc.)

Otro tema a tener en cuenta sobre el acceso a la salud en Malta es que cuando quieren solicitar una visa de estudiante o una residencia en la isla, es necesario presentar un seguro médico que cubra al menos emergencias.

En Malta existen compañías aseguradoras que ofrecen estos productos a precios muy accesibles (desde €120 al año los seguros más baratos) como GasanMamo o La Ferla y que te ofrecen lo estrictamente mínimo necesario para presentar los documentos a Identity Malta, el servicio de migraciones maltés.

Estos seguros solo te cubrirán atenciones de emergencia en el hospital, sin embargo, no podrás tener cobertura para atenciones particulares con un doctor.

La presencia de mar y sol ayuda a la buena salud

La verdad es que este tipo de seguros es sumamente básico, así que la mayoría de quienes lo adquieren lo hacen para cumplir con los requisitos que solicita migraciones en Malta para las visas y permisos.

Conozco personalmente el caso de un estudiante latinoamericano que tuvo una apendicitis y su seguro le cubrió todo el tratamiento. Fue necesario hacer varias vueltas de papeles, pero finalmente tuvo una operación y recuperación exitosas y cubiertas por el seguro.

Sin embargo, si están buscando un seguro que cubra visitas médicas y otro tipo de consultas que no sean de urgencias, hay muchísimas opciones en el mercado de seguros para expatriados cuyos costos dependen del tipo de cobertura, pero se pueden encontrar desde €50 mensuales en adelante.

Atención médica en farmacias

Algo muy particular es que puedes obtener acceso a la salud en Malta a través de la atención médica de un doctor particular a bajo costo sin necesidad de una cita previa, en el sector privado. Las farmacias por lo general tienen un doctor en consulta (debes averiguar los horarios en tu farmacia local) y el precio de la consulta puede ir de €10 a €20 en función de tu barrio, la farmacia, etc.

Por lo general puedes ir sin cita, ingresas a la sala de espera y preguntas quién es el último paciente esperando turno y te sientas. Cuando entre el siguiente paciente le dirás que tú eres el último en la cola y así todo el mundo sabe después de quien le toca.

He ido varias veces al doctor de farmacia en diferentes farmacias y siempre he tenido muy buena atención y nunca he tenido que esperar más de una hora, lo que es algo muy razonable si tenemos en cuenta que estás acudiendo sin cita.

Todos los pueblos tienen farmacias y médicos de fácil acceso

El médico te recetará medicinas que podrás adquirir en la misma farmacia. En Malta utilizan tanto medicamentos de marca como genéricos, cuando están disponibles, por lo que te preguntará el farmacéutico si prefieres alguna marca en particular y podrás elegir.

A estos doctores puede acudir cualquier persona, sin importar su estatus migratorio en Malta. Yo fui por ejemplo cuando había venido como turista anteriormente, e Incluso cuando mis padres me visitaron en el otoño pasado, fuimos a ver al médico de mi barrio sin ninguna complicación. Es más, uno de los mejores médicos que he visto en Malta es el Dr. Camilleri que atiende en la O’Hea Pharmacy en Gzira, que es ahora mi farmacia de barrio.

Atención médica en centros de salud

La otra opción que tienes para tener acceso a la salud en Malta es la de acudir a tu centro de salud distrital. Aquí por lo general puedes acudir cuando tienes una tarjeta europea de salud o cotizas a la seguridad social maltesa.

Los estudiantes que trabajan medio tiempo con una licencia de empleo de JobsPlus cotizan a la seguridad social y por ende tienen acceso a la seguridad social maltesa.

Este fue mi caso, ya que yo fui estudiante de MBA en Malta y tenía un empleo a medio tiempo, lo que me daba acceso a la seguridad social.

Para que te puedan atender debes llevar tu tarjeta de residente y tu última boleta de pago, en la que figura tu cotización a la seguridad social.

Puedes ir sin cita y pedir ver a un médico. En mi experiencia en el centro de salud (Health Center) de Gzira, nunca he tenido que esperar más de 30 minutos para ver un médico y la atención es gratuita. Los medicamentos que te receta el médico sí los debes ir a comprar a una farmacia y no estarán cubiertos.

Los médicos de las farmacias pueden solicitar pruebas de laboratorio las cuales te las toman en el centro de salud si tienes acceso a la seguridad social y son también gratuitas. Te llegará una citación por correo con la fecha y la hora de tu cita y te harán los análisis. Los resultados estarán luego colgados en tu historia clínica electrónica, a la cual puedes acceder a través de tu E-ID (identificación electrónica para la cual debes solicitar una vez un acceso y listo, queda configurada para todos los servicios del Estado). Estos resultados los puede consultar tu médico sin necesidad que vayas a consulta nuevamente.

Atención médica en los hospitales públicos

El hospital más importante de Malta es el Mater Dei. Es un hospital muy grande que tiene casi todas las especialidades médicas aquí centralizadas y al cual normalmente debes ir con una cita médica previa o referido por un médico de la atención primaria.

Si tienes seguridad social, el acceso será gratuito, aunque previamente deberás pasar el área de cobro “billing” para entregar tu última boleta de pago, junto con tu tarjeta de residente y así validar tu atención cubierta por el Estado.

El hospital Mater Dei es el referente de la salud en Malta. Con una infraestructura moderna y muy bien equipado, aquí encontrarás casi todas las especialidades médicas.

El Mater Dei es un hospital bastante moderno, que tiene dentro todas las facilidades para los pacientes y sus familiares, incluyendo una oficina de Identity Malta para el registro de los recién nacidos, así como farmacias y hasta locales para las ONG que trabajan apoyando a los pacientes.

Hay otros hospitales como el Mount Carmel o el hospital de oncología sir Anthony Mamo, a los cuales puedes ser derivado si tienes patologías específicas.

Atención médica en los hospitales privados

Otra forma de tener acceso a la salud en Malta es a través del sector privado, pues en la isla también existen varios centros de atención particulares. El hospital privado más grande de la isla es el Saint James que tiene varias sedes: en Sliema, en St Paul o en Zabbar, por ejemplo, y donde puedes pedir una consulta con un especialista previa cita. También hay otros como el Saint Thomas o incluso clínicas privadas.

Es posible que algunos seguros privados te reembolsen las atenciones en estos hospitales, pero esto lo debes consultar previamente con tu seguro.

Atención médica para trámites

Algo de lo que te enterarás al llegar a Malta, sobre todo si debes tramitar permisos de residencia o hacer la licencia de conducir, que dicho sea de paso te invito a que leas todos los detalles para obtenerla, en este post, tendrás que hacer los trámites en el sector privado.

Algunos trámites no te saldrán muy caros, como por ejemplo el formulario que debe llenar tu médico para tu licencia de conducir. Lo puedes hacer con un médico de farmacia, o en consulta con un médico en uno de los hospitales o clínicas privadas de la isla y por lo general tiene el costo de la consulta. En líneas generales digamos que no debes pagar más de €20 por este trámite.

Malta es un gran lugar para vivir y sus buenos servicios de salud son una razón para ello.

Otro trámite, que sí es bastante más caro, es el del health screening para el permiso de trabajo, ya que incluye la toma de rayos X para algunos países o, incluso, hasta certificados de vacunas o pruebas de COVID, según las nuevas disposiciones de Identity Malta.

Para el caso de los rayos X deberás ir a una clínica privada, previa cita, y la placa cuesta alrededor de €70. Luego deberás llevar esta placa, junto con un formulario, donde un médico privado que te cobrará también la consulta (entre €10 a €20) para firmarlo y ponerle el sello respectivo. Este documento es el que tu empleador deberá someter al departamento de salud, quienes validan tu aptitud de salud para trabajar. ¿Parece complicado? ¡No te preocupes! Nuestras asesorías premium incluyen todo el acompañamiento para los trámites como este, así que siempre tendrás un asesor experimentado a tu lado para ayudarte en todo lo que necesitas.

Mi opinión como usuario de los servicios de salud

Debo decir que, como usuario frecuente de los servicios de salud, estoy plenamente satisfecho con el acceso que tiene el paciente en Malta a servicios de salud de calidad.

Yo soy hipertenso y tengo que tomar otras pastillas adicionales por enfermedades hereditarias, las cuales mantengo controladas hace ya varios años.

Siendo usuario de los servicios de salud “premium” en Perú, a los cuales accedía a través de uno de los mejores seguros privados que me daba mi empleador, puedo decir que el servicio es muchísimo mejor en Malta.

Mis enfermedades son crónicas, por lo que tengo que tomar pastillas todos los días. Aún así, en Perú debía visitar a mi cardiólogo todos los meses para obtener una receta de un mes. El seguro, uno de los mejores, dicho sea de paso, me cubría 90% de los tratamientos y yo tenía que pagar “solo” un copago de 50 soles por consulta, unos 15 euros. El 10% que me tocaba pagar por tratamientos era alrededor de 150 soles, es decir alrededor de 40 euros. En total pagaba unos 55 euros mensuales de mi bolsillo, y mi seguro le costaba a mi empleador una cantidad considerable. De igual manera, los días de visita al cardiólogo, tenía que prever entre 3 y 4 horas de mi tiempo, ya que tenía que llegar al menos 30 minutos antes de la hora de la cita para pagar, luego esperar a ser atendido, luego volver a hacer cola en la farmacia y finalmente retornar a mi casa o centro de labores.

El acceso a la salud en Malta es muy bueno

Hice esto durante varios años, con controles anuales en los que, me hacían un par de pruebas adicionales, que también tenían copago, y tomas de sangre semestrales, que también me costaban unos 30 euros. En todo este tiempo, nunca me cambiaron la medicación, siempre fue exactamente la misma.

Cabe de más decir que el sistema me parecía muy poco diseñado pensando en el paciente, obligándome a desplazarme en el difícil tráfico limeño, con un costo de bolsillo considerable. Más de una vez, en las farmacias de estas clínicas privadas de renombre, me indicaron que no tenían mi medicación y que me la “llevarían” en los próximos días, incurriendo en tener que hacerles seguimiento porque rara vez cumplían su promesa de llamarme, lo que me obligaba a tener un stock adicional de mis medicinas, “por si acaso” se les fuera a acabar.

En Malta la situación fue diametralmente opuesta. Cuando recién llegué a Malta me traje varias cajas de medicinas desde Perú ya que no sabría cómo sería el acceso a los medicamentos antes de tener un permiso de residencia.

Fui a atenderme a un médico de farmacia y me dieron una prescripción para 6 meses, lo que ya fue un primer cambio. Sin ningún seguro que me cubra los medicamentos, gastaba alrededor de 50 euros mensuales por el precio completo de los mismos, es decir más barato que en Perú, donde contaba con uno de los mejores seguros de salud del país.

Luego, una vez que obtuve mi tarjeta de residente y luego mi permiso de trabajo de Jobs Plus como estudiante (medio tiempo) y empecé a cotizar a la seguridad social, mi médico de farmacia me dijo que algunos medicamentos podrían estar cubiertos por la seguridad social.

En ese momento solicitó una cita para mí para hacerme un análisis de sangre y también pidió una cita con un cardiólogo del sistema público para que validen mi acceso al programa.

A partir de ese momento todo estuvo cubierto por la seguridad social. A las dos semanas me llegó una carta por correo con el día y la hora de la cita en el centro de salud para las muestras de sangre. Al día siguiente los resultados estaban colgados en mi historia clínica en línea.

Unas semanas después recibí una llamada telefónica de la cardióloga del servicio público, ya que por temas de COVID no estaban haciendo consultas en vivo, y me hizo una entrevista telefónica, revisando mis resultados del análisis de sangre desde su computadora. Finalmente me incluyó en el programa del Estado para enfermedades del grupo V, que son las que padezco y que son de las más comunes.

En total, me habrá tomado un par de meses que me acepten en el programa, y solo tuve que pagar mi cita inicial con el Dr. Camilleri en la farmacia O’Hea de Gzira. Luego, todo fue por correo o en línea y gratuito.

Sistema POYC (Pharmacy of your Choice): ¿Cómo funciona?

A los dos días de haber tenido la cita en línea, llegó a mi casa una hoja amarilla “yellow paper” que indica el diagnóstico y la prescripción que te dan por 10 años. ¡Increíble! Aunque la verdad es que tiene mucha lógica, debido a que son enfermedades crónicas. Luego en tus chequeos de rutina, tu médico de cabecera puede modificar la receta, siempre dentro del mismo diagnóstico, claro.

Con esa hoja amarilla deberás dirigirte a cualquier farmacia de Malta, la que quede más cerca a tu casa, por ejemplo, y deberás solicitar tu inscripción al sistema POYC. Solo deberás llevar tu última boleta de pago, tu tarjeta de residente y el papel amarillo.

En dos o tres días útiles queda registrada tu inscripción en la farmacia que has elegido y a partir de ese momento te entregarán tus medicamentos para cubrir un período de dos meses y te darán la fecha de la próxima vez que debes pasar a recoger los siguientes, siempre en la misma farmacia. Evidentemente si te mudas, luego puedes pedir que te cambien a una nueva farmacia más cerca a tu nuevo domicilio.

Caminar por la ciudad también es bueno para la salud física y mental

Cada dos meses entonces voy a la farmacia, ya solo con mi hoja amarilla, me entregan mis medicamentos y me voy. No toma ni 5 minutos y es totalmente gratuito. Los chequeos y análisis son semestrales.

La verdad es que para mí este es un sistema diseñado pensando en el paciente. Las cosas son fáciles y el acceso al tratamiento es automático y está totalmente cubierto por la seguridad social. El acceso a la salud en Malta es fácil, gratuito y universal.

Habiendo trabajado en el sector salud en el Perú, conozco muy bien las principales deficiencias y problemas que tenemos en términos de infraestructura, financiamiento, entre otros, sin embargo, hay aspectos bastante simples que pueden facilitar la vida del paciente de manera drástica como una historia clínica electrónica, seguimientos telefónicos y, por supuesto, acceso gratuito y oportuno a tratamientos de calidad.

En ese sentido para mi la isla tiene un enorme plus, ya que el acceso a la salud en Malta es muy bueno y ese es un elemento que no podemos descuidar cuando elegimos un nuevo lugar donde vivir.

En conclusión: el acceso a la salud en Malta es muy bueno

Efectivamente, el acceso a la salud en Malta es muy bueno. Que no solo te lo digan los ránkings, como este del prestigioso Journal médico The Lancet, que clasificó a Malta entre los 10 mejores sistemas de salud del mundo, sino los usuarios.

En mi caso, mi experiencia ha sido de las más positivas y es una de las razones importantes por las cuales estoy feliz de haber elegido Malta como mi destino para vivir.  

Comparte

Te puede interesar…

Preguntas frecuentes